Compromís denuncia que la deuda de los ayuntamientos del Camp de Túria se ha duplicado en un año

Según el portavoz comarcal de Compromís, Paco García Latorre, los ayuntamientos del Camp de Túria han aumentado su deuda una media del 100% en sólo 1 año de mandato, desde 2011 hasta 2012, según los datos facilitados por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Los préstamos pedidos por los respectivos ayuntamientos para pagar a los proveedores son la principal explicación a un aumento tan elevado en un periodo tan corto de tiempo.

Para García, los datos más importantes se dejan sentir, paradójicamente, en las corporaciones locales más pequeñas donde oscilan aumentos tan significativos como el 328% de Loriguilla -pasa de de 1 millón a 4’4 millones-, el 234% de Olocau -de 600.000 a 2 millones-, el 187% de Vilamarxant -de 854.000 a 2’5 millones- o el 175% de San Antonio de Benagéber -de 2’2 a 5’9 millones-, entre otros. Benisanó sube de los 2 a los 3’7 millones de euros, un 81%.

En cuanto a los consistorios con mayor volumen de población y presupuesto económico anual destacan los casos de la Pobla de Vallbona, la administración con mayor deuda del Camp de Túria, al pasar de 9’8 a 12’2 millones de euros -un 24’8%- en sólo un año de gestión del Partido Popular. El siguiente en el listado es la capital de la comarca, Llíria, con otros 10’2 millones de deuda -un 12’7% de aumento- o el caso de Riba-roja de Túria, donde la subida supone un 100% al pasar de los 2’9 millones de 2011 a 5’8 millones.

El caso de los ayuntamientos más grandes se completa con otros casos como el de Bétera donde se experimenta un incremento del 149% al pasar de 2’5 a 6’2 millones en el mismo periodo de tiempo. Benaguasil también sube un 22%, de los 4’3 a 5’3 millones de euros. Finalmente, está el caso de L’Eliana, donde el endeudamiento pasa de 2’5 a 2’7 millones de euros, es decir, un 8% de aumento.

Para Compromís, este aumento del 100% de media de la deuda local en el Camp de Túria, a pesar de haber aplicado en 2012 y 2013 nuevas subidas de IBI y tasas municipales, es una prueba de la incompetencia que muestra el Partido Popular allá donde gobierna a la hora de gestionar los intereses de sus ciudadanos.

En cuanto a la deuda per cápita y su reparto entre la población existente en cada municipio, hay que destacar datos significativos. En el extremo más alto encontramos el caso de Loriguilla donde sus habitantes tienen que soportar una deuda personal de 2.407 euros, los 1.597 euros de Benisanó, los 839 euros de San Antonio de Benagéber o los 778 euros de Casinos.

Arxivat en: Comarcal, Economia i Ocupació

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *